Correccion de color en video digital HD: guía, trucos y consejos

La correccion de color en video digital es sólo una pequeña parte de todo el proceso de filmación. Eso sí, una parte muy importante ya que puede significar el éxito o el fracaso de nuestro proyecto. Para poder superar este proceso, es necesario tener en cuenta varios factores a la hora de grabar nuestras imágenes. Por ejemplo, si durante una escena la iluminación no es correcta, o la cámara está mal configurada, de poco nos ayudará la corrección de color. Por suerte, hoy día tenemos muchas herramientas que nos permiten determinar si nuestro flujo de trabajo es correcto o, de lo contrario, tenemos de cambiar ciertos aspectos.

Esta guía pretende dar a conocer algunos conocimientos, trucos y consejos a todos aquellos que quieran conseguir unas buenas imágenes y verificar si su flujo de trabajo es correcto o necesita ser modificado. La mayor parte de la información está sacada del blog Hurlblog Educate, que pertenece a Vashi Nedomansky, un profesional con años de experiencia en el mundo del etalonaje.

Conceptos básicos

Corrección de color
Es el proceso donde cada clip es modificado para conseguir una exposición y un balance de la luz correcta. Los negros, medios, blancos y la temperatura de color son modificados en función de su estado inicial. ¿Como sabemos si es correcta nuestra corrección? Mediante los scopes (vectoroscopio, forma de onda, parade), una forma visual y numérica que nos ayuda a medir la luz de nuestra escena. Admitámoslo, no podemos confiar en nuestros ojos.

Color grading
Ees el proceso creativo donde modificamos los clips en función del look que le queremos dar. Por ejemplo, introduciendo nuevos colores, reforzando la iluminación de ciertos elementos, añadiendo degradados… En este proceso interviene el argumento de la história y las sensaciones que el director quiere plasmar en el clip. Para realizar este proceso existe software específico como DaVinci Resolve o el reciente Adobe Speedgrade. De manera mas básica, con el propio software de edición como Adobe Premiere o Final Cut Pro también es posible hacerlo.

Negros, medios y blancos
También llamados sombras, medios tonos y altas luces. En esencia, todo programa básico de edición tiene la posibilidad de ajustar estas tres variables. Se pueden ajustar mediante curvas, niveles o sliders de color, en función del software utilizado. No vamos a discutir cual es la mejor forma, simplemente comentar las varias posibilidades que existen.

Balance de negros, medios y blancos en Premiere

Trucos y Consejos

1. Graba con un perfil de color neutro o plano
Existen multitud de perfiles de color para las cámaras de vídeo o DSLR, pero el único perfil que nos permite tener un control absoluto a la hora de corregir el color es el plano o neutro. Con este perfil, aunque en el momento de grabar veamos una imagen “extremadamente sosa y plana”, conseguiremos los mejores resultados en post producción. El principal objetivo es capturar el máximo de información posible de sombras, medios y blancos. Por ejemplo, los perfiles “estándar” de las cámaras contrastan mucho las imágenes por lo que perdemos gran parte de la información en los tonos negros. Un buen perfil de color plano es el Technicolor Cinestyle o el Neutro de Canon. En ambos, es recomendable bajar al mínimo el enfoque y el contraste.

Ejemplo de perfil plano

2. Confia en los scopes
No podemos confiar en nuestros ojos: una pantalla mal calibrada, la fatiga ocular, o nuestra percepción pueden alterar lo que en realidad vemos en pantalla. De forma gráfica los scopes nos muestran la información que hace referencia a la luz de nuestro clip. La forma de onda (waveform) nos muestra la luminancia. El vectorscopio la crominancia. Por último, el Parade los avlores de Rojo, Verde i Azul. Estos indicadores muestran información del 0 al 100. Por ejemplo, si la forma de onda en la parte inferior llega al valor 0, significa que ya hemos conseguido un negro puro. En la parte superior, si llega a 100, significa que tenemos un valor máximo de blancos y si lo subimos más, aparecerá quemado (sobreexpuesto).

Scopes en Adobe Premiere Pro

3. Trabaja de forma ordenada
Desde que configuramos la cámara, grabamos, editamos y exportamos podemos perder calidad de imagen si no seguimos un flujo de trabajo (workflow) lógico y correcto. Sí, hay que ser ordenado e intentar seguir los pasos. No todos son necesarios, ya que dependerá del tipo de vídeo que estemos haciendo, pero es valido como norma general.

  1. Elimina los artefactos y ruídos.
  2. Corrige los clips ajustando negros, medios, blancos, saturación y balance de blancos.
  3. Quita, añade o refuerza la iluminación mediante máscaras (corrección secundaria).
  4. Añade degradados y filtros de lente variados.
  5. Añade el viñeteado.
  6. Corrige los clips según el look que les quieras dar.
  7. Aplica una máscara de enfoque y escala si es necesario.

Captura de Colorista II

4. No te compliques. Usa las herramientas del propio software de edición
No hace falta usar grandes softwares de corrección de color para conseguir buenos resultados. Por ejemplo, en Adobe Premiere CS6 disponemos del efecto “Corrección de color tridireccional” que nos permite ajustar negros, medios, blancos y modificar la temperatura de color de forma fácil, rápida e intuitiva. Esta función es aplicable a otros programas como Final Cut Pro X, Avid o Sony Vegas. Otro efecto recomendable es añadir unas simples barras negras panorámicas para conseguir el aspecto 2.35 propio del cine.

Herramientas propias de Premiere Pro CS6

5. Ajusta primero los negros, blancos y medios
Ajustando los negros obtenemos una buena base para empezar a balancear nuestra imagen. Normalmente se suben los negros hasta que la forma de onda llega a 0. A partir de ahí, modifican los blancos para que lleguen al valor de 100. De esta forma, obtenemos una forma de onda completa, y podemos ajustar los medios. El ajuste de medios no altera la posición de negros y blancos, y nos permite dar más o menos contraste a la imagen. Hay que tener en cuenta que si subimos los medios perdemos saturación, por lo que podemos optar por subir unos puntos la saturación para compensar.

6. En los medios está la vida
En los tonos medios es donde los tonos de piel se muestran tal y como son. Una vez tenemos los negros y los blancos ajustados, mediante los medios podemos conseguir un tono de piel correcto (básico en escenas de primer plano con actores). Además, también podemos añadir máscaras para reforzar la iluminación o el enfoque en dichas caras. Situando los valores entre 60-70 de la curva de onda (IRE) conseguiremos un buen tono de piel. Si subimos demasiado los medios, añadiremos ruido digital en la imagen y eso no nos interesa. Hay plugins como Colorista II de Red Giant Software que permiten visualizar de forma fácil si nuestro tono de piel es correcto, o por lo contrario, tiene un exceso de rojo, verde o azul.

Colorista II incorpora un corrector de tono de piel

7. El secreto está en practicar
Como podéis ver, para conseguir un look cinematográfico basta con seguir un proceso ordenado durante todo el rodaje. Cámara bien configurada, escenas bien iluminadas, una buena historia que contar, y un etalonaje digital simple y efectivo. Lógicamente, el nivel de corrección de color que tiene una cámara Red (RAW) no es lo mismo que una DSLR (H.264) ya que en el segundo caso perdemos mucha información. Aun así, hay cientos de vídeos espectaculares creados con cámaras DSLR y looks espectaculares. Así que ya sabéis, practicad mucho y sobretodo pasadlo bien. En la página de Blackmagic Design tenéis algunos clips de libre uso en RAW capturados con Arri Alexa para que podáis practicar.

Si tenéis dudas o preguntas, podéis comentar el post, a través de nuestra cuenta de Twitter o en Facebook!